Columnistas

Cuando un gobierno tiene que pedirles a los empresarios que inviertan, es porque algo mal está haciendo.



El gobierno ha logrado cierta distensión con gremios y movimientos sociales y el encuentro de Macri con el Papa ha contribuido a ello.



La magnitud de los hallazgos de corrupción en funcionarios del anterior gobierno y sus grotescas circunstancias superan todo lo que pueda imaginar la mente más excitada y retorcida